lunes, 3 de marzo de 2014

NICOLÁS GUILLÉN Y SUS POEMAS

 


Nicolás Cristóbal Guillén Batista nació el 10 de julio de 1902 en Camagüey y falleció el 16 de julio de 1989 en La Habana. Poeta y periodista, su estilo poético se sitúa en el vanguardismo cultivando la llamada poesía negra o antillana.






Guitarra


Tendida en la madrugada,
la firme guitarra espera:
voz de profunda madera
desesperada.


Su clamorosa cintura,
en la que el pueblo suspira,
preñada de son, estira 
la carne dura.


¿Arde la guitarra sola?
mientras la luna se acaba;
arde libre de su esclava
bata de cola.


Dejó al borracho en su coche,
dejó el cabaret sombrío,
donde se muere de frío,
noche tras noche,



y alzó la cabeza fina,
universal y cubana,
sin opio, ni mariguana,
ni cocaína.


 ¡Venga la guitarra vieja,
nueva otra vez al castigo
con que la espera el amigo,
que no la deja!



Alta siempre, no caída,
traiga su risa y su llanto,
clave las uñas de amianto
sobre la vida.



Cógela tú, guitarrero,
límpiale de alcohol la boca,
y en esa guitarra, toca
tu son entero.



El son del querer maduro,
tu son entero;
el del abierto futuro,
tu son entero;
el del pie por sobre el muro,
tu son entero. . .



Cógela tú, guitarrero,
límpiale de alcohol la boca,
y en esa guitarra, toca
tu son entero.



 OOOOOOOOOOOOOOOOOOO


 Cuando yo vine a este mundo


 Cuando yo vine a este mundo,
nadie me estaba esperando;
así mi dolor profundo
se me alivia caminando,
pues cuando vine a este mundo,
te digo,
nadie me estaba esperando.



Miro a los hombres nacer,
miro a los hombres pasar;
hay que andar,
hay que mirar para ver,
hay que andar.



Otros lloran, yo me río,
porque la risa es salud:
lanza de mi poderío,
coraza de mi virtud.
Otros lloran, yo me río,
porque la risa es salud.



Camino sobre mis pies,
sin muletas ni bastón,
y mi voz entera es
la voz entera del sol.

 Camino sobre mis pies,
sin muletas ni bastón.



Con el alma en carne viva,
abajo, sueño y trabajo;
ya estará el de abajo arriba,
cuando el de arriba esté abajo.
Con el alma en carne viva,
abajo, sueño y trabajo.



Hay gentes que no me quieren,
porque muy humilde soy;
ya verán cómo se mueren,
y que hasta a su entierro voy,
con eso y que no me quieren
porque muy humilde soy.



Miro a los hombres nacer,
miro a los hombres pasar;
hay que andar,
hay que vivir para ver,
hay que andar.



Cuando yo vine a este mundo,
te digo,
nadie me estaba esperando;
así mi dolor profundo,te digo,
se me alivia caminando,
te digo,
pues cuando vine a este mundo,
te digo,
¡nadie me estaba esperando!


OOOOOOOOOOOOOO

 Un son para niños antillanos

Por el Mar de las Antillas
anda un barco de papel:
anda y anda el barco barco,
sin timonel.

De La Habana a Portobelo,
de Jamaica a Trinidad,
anda y anda el barco barco
sin capitán.

Una negra va en la popa,
va en la proa un español:
anda y anda el barco barco,
con ellos dos.

Pasan islas, islas, islas,
muchas islas, siempre más;
anda y anda el barco barco,
sin descansar.

Un cañón de chocolate
contra el barco disparó,
y un cañón de azúcar, azúcar,
 le contestó.

¡Ay, mi barco marinero,
con su casco de papel!
¡Ay, mi barco negro y blanco
sin timonel!

Allá va la negra negra,
junto junto al español;
anda y anda el barco barco
con ellos dos.