jueves, 26 de enero de 2012

Los herederos del dictador genocida Franco juzgan al juez Baltasar Garzó...

                

Investigar genocidios no es ni puede ser delito. Es indignante que la justicia española haya caído en un desprestigio tan manifiesto a los ojos del mundo entero con este juicio tan esperpéntico al juez Garzón. Es muy penoso comprobar que el fascismo aún ocupa en España un lugar tan destacado que nos impide ser denominados como una democracia avanzada y consolidada. Es muy triste que todo esto esté pasando al mismo tiempo que los ladrones de tantos y tantos casos de corrupción se ríen de la justicia que finalmente los declarará inocentes o sus delitos prescritos.