miércoles, 26 de enero de 2011

Por el mar corren las liebres, por el monte las sardinas

                 

Este señorito andaluz aparece ahora aquí diciendo mentiras y resucitando el antiguo sainete de la conspiración, afirmando con la mayor cara dura del mundo que  "entre los autores de la matanza de Atocha hubo cabezas cercanas y otras más lejanas", intentando imitar aquellas palabras de Aznar,  "no están en montañas lejanas ni en desiertos remotos", refiriéndose a los autores de este terrible atentado en la comisión del 11M. El candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía que se va a jubilar en la oposición, sigue diciendo, sobre el mismo tema "levantaremos los obstáculos, nunca le volveremos la cara a la verdad, si hay un Gobierno del PP se intensificarán las pesquisas", agregando a continuación incoherentemente, que comparte "la verdad judicial desde la A a la Z", y al darse cuenta de lo incongruente de su afirmación, agrega: "Esa verdad se refiere sobre todo a la autoría material, pero quedan muchas cosas por averiguar acerca de quién fue la cabeza intelectual que diseñó ese atentado que viene a reproducir otro que ETA tenía preparado en fecha anterior y que afortunadamente se desbarató".
Esta estúpida teoría de la conspiración no tenía otro objeto que mantener las mentiras del Gobierno de Aznar para no  reconocer que ese atroz antentado había sido perpetrado por Alcaeda en respuesta a la participación de Aznar en la invasión de Irak. Pero si aquello fue ridículo lo es todavía más que a estas alturas, pasado ya tanto tiempo se pretenda volver a contarnos estas historias para no dormir.