domingo, 5 de diciembre de 2010

LA HUELGA SALVAJE DE LOS CONTROLADORES AÉREOS

                       


Los controladores aéreos españoles, insensatamente, han ido a una huelga salvaje, sin previo aviso, en el primer día del puente más importante del año, dejando en tierra a cientos de miles de pasajeros tirados en los aeropuertos. Estos son unos trabajadores privilegiados con solo 1200 horas laborales al año. Las demás horas se consideraban extras, llegando a cobrar hasta 900.000 euros al año. 
Estos extraordinarios beneficios los habían conseguido en un convenio firmado en 1999 con el Gobierno de  Aznar, siendo ministro del ramo el fabuloso Álvarez Cascos, el del "quinto pino".
Como consecuencia de estos desmedidos sueldos, las tasas aéreas españolas resultan ser más caras que ninguna con el consiguiente perjuicio para la industria turística.
El Gobierno socialista con muy buen criterio, está empeñado en corregir este despropósito y ahora aparece el PP para, por boca de Gónzalez Pons arremetiendo contra Zapatero y poniéndose del lado de los huelguistas.
El PP ya nos tiene acostumbrados a las peores felonías, en aras de conseguir el poder.