martes, 28 de septiembre de 2010

HUELGA GENERAL A ZAPATERO


Los sindicatos, en protesta por los recortes sociales y la reforma laboral, aprobada en el Congreso, y usando sus derechos constitucionales, tienen convocada una huelga general que la derecha de este país ha estado pidiendo a gritos desde 2008, y que los medios de comunicación amarillistas de la derecha han estado calumniando y descalificando, cotidianamente, a los sindicalistas, porque no la convocaban. 
Para el PP, a pesar de su alergia histórica a las huelgas, el 29 S, significa un palo más a Zapatero y otro paso que dan ellos hacia la Moncloa.


Posted by Picasa


El Gobierno no puede rectificar nada y no lo hará y esto lo saben los sindicatos, por lo que se puede decir que la huelga no obtendrá ningún fruto. La huelga se hace para nada. La reforma laboral ha sido debatida y aprobada por el Congreso y no puede haber marcha atrás ahora.
Podemos decir, por lo tanto, que de alguna manera, el único beneficiario virtual de esta huelga será el PP.
Es comprensible la queja,  porque tienen razón, de que los trabajadores no son los culpables de la crisis, y  no tienen, por lo tanto,que  pagarla, pero la cruda realidad es que la recesión ha hecho disminuir los recursos del Gobierno que de momento, no puede hacer frente a los gastos del Estado de bienestar, y de ahí la congelación de las pensiones. En cuanto a la Reforma Laboral, hay división de opiniones, los trabajadores que es muy dura y los empresarios, muy blanda. 
En las actuales condiciones de crisis, una huelga general, no hace sino agravar la situación.
Dice en su blog, el señor Luis Solana, (ex-ministro con Felipe González), que esta huelga es una gran representación teatral, donde los actores son, nada menos, que toda la sociedad española.