sábado, 17 de enero de 2015

MÚSICA DE HECTOR BERLIOZ

             


Louis Hector Berlioz nació el 11 de diciembre de 1803 en La Cotê-Saint André, Francia y falleció en París el 8 de marzo de 1869. Gran compositor del romanticismoEntre sus amigos estaban los escritores Alejandro Dumas, Víctor Hugo y Honoré de Balzac.  Beethoven, Gluck y von Weber fueron sus modelos musicales. 



                    

La Sinfonía fantástica fue dedicada por el autor a Nicolás I de Rusia y se inspiró en una actriz de la que estaba enamorado cuyo nombre era Henrietta Constance Smithson. Esta composición tiene cinco movimientos. Los instrumentos que intervienen son:  2 flautas (una de ellas cambia a piccolo), 2 oboes (uno de ellos cambia a corno inglés), 2 clarinetes, 4 fagots, 4 trompas, 2 trompetas, 2 cornetas de pistones, 3 trombones, 2 tubas, timbales, bombo, campanas, caja clara, platillos, 2 arpas y sección de cuerda.




La gran misa de los muertos (Requiem), se estrenó en la Iglesia de San Luis de los Inválidos, en París durante el funeral de un general,  por encargo del Gobierno francés, era diciembre de 1837.

                              

 Romeo y Julieta es una sinfonía dramática, para coro y orquesta y está basada en la obra homónima de Shakespeare. Se estrenó en París en noviembre de 1839.

                                       

Marcha Húngara de "La condenación de Fausto", es una obra para orquesta y coro, como ya se ha dicho, no es una ópera o una cantata, más bien puede entenderse como una pieza escénica de concierto..

  Esta es una hermosa composición de música sacra y tuvo en su estreno un éxito mayor que su otra obra "La Condenación de Fausto" pero a pesar de eso "La infancia de Cristo" quedó eclipsada en la producción del autor y ha sido muy poco ejecutada y poco conocida.

martes, 13 de enero de 2015

TOULOUSE-LAUTREC


Henri Marie Raymond de Toulouse-Lautrec-Monfa conocido simplemente como Toulouse-Lautrec, (Albi, noviembre de 1864 - Château Malromé 9 de septiembre de 1901), cronista de la Belle époque y de la vida parisiense de finales del siglo XIX reflejó con su arte el ambiente de cafés, cabarets y burdeles. Su obra, que va más allá de las imágenes emblemáticas del París nocturno, propone una visión intemporal y un reflejo de la pintura moderna.


Emile Bernard (1886). Óleo sobre lienzo de 54.5 x 44 cm. Tate Gallery, Londres.


Vincent van Gogh, 1887, Óleo sobre cartulina. 54 × 45 cm.
Van Gogh Museum.

 
La toilette, 1896. Óleo a la trementina. 67 x 54 cm. Museo de Orsay. París.


La Goulue entrando en el Moulin Rouge, 1892. Óleo sobre lienzo. 79.4 x 59 cm. MOMA. Nueva York.


 Ambassadeurs: Aristide Bruant, 1892. Litografía de 150 x 100 cm. Museo Toulouse Lautrec, Albi.


 Moulin Rouge: La Goulue, 1891. Cartel, Colección privada.



Salón de la Rue des Moulins, 1894. Óleo sobre lienzo. 111 x 132 cm. Museo de Toulouse-Lautrec. Albi 


 
Mujer de pelo rojo agachada, 1897. Óleo sobre tabla de 47 x 60 cm.  San Diego Museum of Art.


 En el Moulin Rouge: El Baile. 1890 Óleo sobre lienzo. 115 x 150 cm. Museo de Arte de Filadelfia Filadelfia

domingo, 11 de enero de 2015

MOZART Y SU MARAVILLOSA MÚSICA

       

Mozart nació el 27 de enero de 1756 en Salzburgo y falleció el 5 de diciembre de 1791 en Viena. Compositor y pianista, maestro del Clasisismo está considerado como uno de los músicos más influyente y destacado de la historia.
Desde la más temprana edad mostró una capacidad prodigiosa para el violín y los instrumentos de teclado, con tan solo 5 años ya componía obras musicales.
Mozart fue el séptimo hijo del matrimonio constituido por el profesor de violín y compositor Leopold y por Anna-María Pertl. 
                           
                 

 El Concierto K 622 es la última obra concertante de Mozart y se compuso en 1787. Orquestada para dos violines, viola, violonchelo, contrabajo, dos flautas, dos fagotes y dos trompas, la obra arranca con un Allegro en 4/4 cuyo primer tema presenta al unísono el clarinete y los violines con el acompañamiento del resto de la cuerda.



Algunos comentaristas han puesto en relación la dimensión subjetiva y atormentada del Quinteto K 516 con el sentimiento de muerte que en esa misma época se adueñó del compositor debido a la enfermedad de su padre, quien falleció en ese mismo año de 1787.


En la música de Mozart destacan valores cada vez menos frecuentes hoy en día, como la naturalidad. Este concierto Nº 20 es uno de los dos únicos  que Mozart escribiera en modo menor, lo compuso en los primeros mese de 1785, Beetthoven lo admiraba profundamente.


Las circunstancias históricas, la leyenda, incluso la tonalidad, todo parece confabularse en el caso Réquien para proyectar sobre el futuro  la imagen trágica del compositor. El Réquien es una formidable obra de integración en la que el cáracter trágico se combina magistralmente con el estilo operístico y la música masónica a la que Mozart tanto se dedicó en su último año.