miércoles, 6 de agosto de 2014

JOHANN SEBASTIAN BACH


Retrato de Bach por Elias Gottlob Haussmannen 1746, Museo de la Ciudad de Leipzig.

Johann Sebastian Bach nació el 21 de marzo de 1685 en Eisenach, Sacro Imperio Romano Germánico y falleció el 28 de julio de 1750 en Leipzig. Compositor, organista, violinista, clavecinista, maestro de capilla y cantor. 
Su colosal y fecunda obra esta considerada la cumbre de la música barroca, donde la lleva a su máxima esplendor y cenit, y uno de los pilares de la música universal. Innumerables son las obras de Bach. Muchas de ellas (o la mayoría de éstas) enfocadas a temas religiosos. Entre sus principales obras se encuentran la Misa en Si Menor, la Pasión Según San Mateo, el Clave bien Temperado, El arte de la Fuga, las diversas "fugas" y "gavotas" que compuso, y el muy conocido "Concierto de Brandenburgo". Obras que tienen sus aciertos, obras que tienen sus cualidades. Composiciones, muchas de ellas elocuentes que nos dejan sentir y escuchar a través de sus notas el temperamento artístico de Bach.


                         

La Pasión según San Mateo, BWV 244 es una pasión oratórica escrita para voces solistas, doble coro y doble orquesta. 
Fue escrita entre 1727 y 1729, desconociéndose el año exacto y las circunstancias de la composición, fue interpretada el 15 de abril de 1729 (un Viernes Santo) en la iglesia de Santo Tomás en Leipzig, bajo la dirección del compositor, en una representación para la cual Bach no pudo disponer de los recursos idóneos.
 Presenta el sufrimiento y la muerte de Cristo según el evangelio de San Mateo. Con una duración de más de dos horas y media (en algunas interpretaciones incluso más de tres horas), es la obra más extensa del compositor. Es una obra central de la música artística. Hubert Parry la ha definido como el más rico y noble ejemplo de la historia de la música sacra). La Pasión según San Mateo consta de dos grandes partes conformadas por 68 números. El texto del evangelio de San Mateo, capítulos 26 y 27, es cantado literalmente por un evangelista, y las personas de la trama (Cristo, Judas, Pedro, etc.) por los demás solistas. Alrededor del texto bíblico se agrupan coros, corales, recitativos y arias con la intención de interpretar el texto.

lunes, 4 de agosto de 2014

ANTONIO VIVALDI

   

Antonio Lucio Vivaldi nació el 4 de marzo de 1678 en Venecia y falleció el 28 de julio de 1741 en Viena. Compositor y músico de  estilo Barroco. Se le conocía por el apodo "il prete rosso", o sea, el cura rojo. Autor de más de 500 conciertos y 70 sonatas, 45 óperas, música religiosa, misas y motetes.
 Vivaldi es por derecho propio uno de los más grandes compositores del período barroco, impulsor de la llamada Escuela veneciana –a la que también pertenecieron Tommaso Albinoni y los hermanos Benedetto y Alessandro Marcello– y equiparable, por la calidad y originalidad de su aportación, a sus contemporáneos Bach y Haendel.

        

                            

Las Cuatro Estaciones es un conjunto de cuatro conciertos para violín, compuesto en 1723 y se trata de la obra más conocida del compositor Vivaldi y la más interpretada en el mundo.
La Primavera
-Allegro: Despierta la primavera, se oyen el canto de los pájaros, el murmullo de las fuentes, la tormenta.
-Largo e pianissimo: Tranquilidad, susurro de las plantas, ladridos de perros, el pastor duerme.
-Allegro: Se oye una danza campestre (siciliana) y las cuerdas graves imitan la nota "pedal" de la zanfoña.
El Verano
-Allegro non molto: El calor produce cansancio; la respiración es lenta y profunda. Cantan el cuco, la tórtola, el jilguero… Sopla un leve vientecillo. El campesino lamenta su destino incierto. ¿Se malogrará la cosecha por causa de la tormenta?
-Adagio: Sigue el sopor, y las moscas son impertinentes.
-Presto: Vivaldi describe una tormenta y las rápidas escalas evocan la fuerza del viento y la violencia de la tormenta.
El Otoño
-Allegro: Los campesinos cantan y bailan; la cosecha ha sido buena. Uno de ellos se ha emborrachado con el vino nuevo y se amodorra.
-Adagio: La calma es absoluta. Todos duermen.
-Allegro: Ahora Vivaldi evoca escenas de caza: escopetas, perros, la fiera que huye y muere finalmente acosada por todos.
El invierno
-Allegro non molto: Cae la nieve; se desata la tormenta; hay que moverse para combatir el frío; los cuerpos tiritan; los dientes chasquean. Ahora Vivaldi expresa armonías disonantes para reflejar el ambiente gélido. El hombre disfruta ante el fuego hogareño.
-Largo: Cae la lluvia y se escuchan las canales de los tejados.
-Allegro: Ahora caminamos por las aguas de la helada. El paso es inseguro; hay resbalones; pero los hielos se van rompiendo. Comienza el deshielo; la música se agita; todo es movimiento.

domingo, 3 de agosto de 2014

LUDWIG VAN BEETHOVEN

         

Beethoven nació en Bonn en el año 1770 y falleció en Viena en 1827. Compositor, director de orquesta y pianista. Su producción musical abarca desde el período clásico hasta inicios del romanticismo.
Ludwig van Beethoven vivió en uno de los periodos más convulsos y densos en acontecimientos de la historia de la humanidad. Fue una época dominada por la Revolución Francesa, el ascenso y caída del imperio napoleónico, la independencia de las colonias americanas frente a las coronas europeas y el comienzo de la era industrial.  


                                                       
                 


La Novena Sinfonía en re menor Op. 125 fue compuesta entre 1822 y 1824, pero sus primeras ideas y origen vienen de mucho antes, al menos desde 1792 cuando Beethoven conoció la Oda a la Alegría de Friedrich Schiller y proyectó ponerle música.
El estreno de la Novena tuvo lugar en Viena, en el Kärntnerthortheater, el 7 de mayo de 1824.
Su orquestación (dos trompas adicionales, triángulo, platillos, coro y solistas vocales) y duración (setenta minutos) es superior a la de la Heroica. Los primeros tres movimientos (un épico Allegro ma non troppo, un poco maestoso, un electrizante Scherzo y un religioso y soñador Adagio) llegan a su culmen en el deslumbrante finale (Presto-Allegro assai), que inicia con un recitativo instrumental y con citas de los movimientos precedentes. El tema de la alegría, introducido por la cuerda grave, va ganando en intensidad y desemboca en la aparición de la voz humana por primera vez en una sinfonía, con cuatro solistas y coro mixto que cantan en alemán los versos de Friedrich von Schiller: Alegría, hermosa chispa divina,/ hija del Eliseo,/ ebrios de entusiasmo entramos,/ ¡oh diosa! a tu santuario... Esta obra, mundialmente famosa y objeto de un sinfín de arreglos y versiones, fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. El último movimiento de esta sinfonía fue adoptado en 1972 por el Consejo de Europa como su himno y en 1985 fue elegido por los jefes de Estado y de Gobierno europeos como himno oficial de la Unión Europea.
Para muchos la Novena es algo más que música, y ejerció una considerable presión sobre la música del siglo XIX. Su larga sombra ha cobijado a generaciones enteras de músicos. La Novena como desafío a las normas establecidas, experiencia espiritual -la fraternidad universal-, explosión titánica, fue para los románticos la quintaesencia de Beethoven y su mayor inspiración.