sábado, 13 de febrero de 2010

EL REY IRRUMPE EN EL DEBATE DE LA CRISIS


"Es hora de grandes esfuerzos y amplios acuerdos para superar juntos cuanto antes, y con la debida determinación las graves consecuencias de la crisis, y para recuperar un crecimiento fuerte y duradero, cada vez mas basado en la Ciencia y la Formación". Estas fueron las palabras de D. Juan Carlos, el pasado jueves con motivo de la entrega de los Premios Nacionales de Investigación.
Partió de CIU, la propuesta de un pacto de Estado para superar la crisis entre todos, fuerzas políticas y sociales, pero es evidente que el PP no ha mostrado ganas de ningún pacto ya que a ellos solo les interesa ganar votos, es por eso que salen con peticiones ridículas e imposibles de aceptar. En estas condiciones no puede llegarse a acuerdo alguno.
Entonces, aparece la noticia de que el Rey ha comenzado una ronda de entrevistas con responsables políticos y sociales con vistas a propiciar un entendimiento que culmine en el tan necesario Pacto de Estado. Nadie mas adecuado que D. Juan Carlos para arbitrar y mediar entre los distintos actores, estando además designado por la Constitución para tales menesteres.

Sólo nos resta desear de corazón que S.M. tenga éxito y se produzca un entendimiento entre todos para generar la confianza imprescindible para los mercados exteriores y para el consumo y el funcionamiento de la industria y el comercio interno, que a su vez hará disminuir el drámatico desempleo.

lunes, 8 de febrero de 2010

GARZÓN VALIENTE Y BUEN JUEZ


El mundo entero se escandalizará si Garzón fuese sancionado a consecuencia del proceso que se sigue contra él como resultado de una querella presentada por los herederos ideológicos del franquismo. Los querellantes le acusan de prevaricar por haber intentado investigar los cientos de miles de crímenes del aquel régimen a demanda de los familiares de las víctimas que todavía después de setenta años continúan enterrados en fosas comunes repartidas por todo el territorio nacional.
El juez instructor de la causa Luciano Varela, del Tribunal Supremo ha concluído que hay motivos para enjuiciar a Baltasar Garzón, por abrir una causa penal contra el franquismo.

La consecuencia inmediata sería la suspensión cautelar de Garzón y su extrañamiento de la Audiencia Nacional, donde durante 23 años ha acumulado una enorme cantidad de actuaciones contra el terrorismo, el narcotráfico y la delincuencia económica.
El juez Garzón tiene un amplio y brillante currículo tan admirado com envidiado por la inmensa mayoría de sus colegas.

A uno se le hiela la sangre cuando vé que la tan traída y llevada transición aún no ha terminado y que unos grupos de extrema derecha que en cualquier país democrático estarían proscritos, aquí pueden poner contra las cuerdas a un juez que cumpliendo con su deber actúa ante la denuncia de unos crímenes.