viernes, 3 de septiembre de 2010

¿SIN EFECTOS ELECTORALES?

Mariano Rajoy el 1 de septiembre decía en El País que la enorme corrupción de su partido "Es un asunto muy  incómodo, pero que no tiene efectos electorales".
Esto es algo que no puede ser verdad,  aunque las encuestas no lo reflejen todavía, habrá que ver en las generales de 2012, y antes, en las autonómicas del año que viene, si esta corrupció la mayor de la



 democracia, no le va a pasar factura al PP.
Ya se anunció oficialmente la candidatura de Camps  a la presidencia de la Generalitat Valenciana, cosa que antes ya había hecho él, auto-designándose candidato, en la cena multitudinaria de Teulada, aquí parece que todo consiste en que Camps no quiere pagar, el sólo, los platos rotos  y que amenaza con ponerse a cantar.
Después de haberse conocido el nuevo informe de la policía, - Brigada de Blanqueo de Capitales-, no se le ocurre otra cosa a Camps que acusar al ministro del Interior de "una nueva manipulación política". A estas alturas y ante la gravedad de las imputaciones, ya debería haber dimitido toda la cúpula del PP, pero al parecer están muy seguros de salir indemnes. 
Sinceramente, esta historia de política estorcolera, nos hace sentir vergüenza ajena, cada vez, parecemos más, una república bananera.