miércoles, 6 de agosto de 2014

JOHANN SEBASTIAN BACH


Retrato de Bach por Elias Gottlob Haussmannen 1746, Museo de la Ciudad de Leipzig.

Johann Sebastian Bach nació el 21 de marzo de 1685 en Eisenach, Sacro Imperio Romano Germánico y falleció el 28 de julio de 1750 en Leipzig. Compositor, organista, violinista, clavecinista, maestro de capilla y cantor. 
Su colosal y fecunda obra esta considerada la cumbre de la música barroca, donde la lleva a su máxima esplendor y cenit, y uno de los pilares de la música universal. Innumerables son las obras de Bach. Muchas de ellas (o la mayoría de éstas) enfocadas a temas religiosos. Entre sus principales obras se encuentran la Misa en Si Menor, la Pasión Según San Mateo, el Clave bien Temperado, El arte de la Fuga, las diversas "fugas" y "gavotas" que compuso, y el muy conocido "Concierto de Brandenburgo". Obras que tienen sus aciertos, obras que tienen sus cualidades. Composiciones, muchas de ellas elocuentes que nos dejan sentir y escuchar a través de sus notas el temperamento artístico de Bach.


                         

La Pasión según San Mateo, BWV 244 es una pasión oratórica escrita para voces solistas, doble coro y doble orquesta. 
Fue escrita entre 1727 y 1729, desconociéndose el año exacto y las circunstancias de la composición, fue interpretada el 15 de abril de 1729 (un Viernes Santo) en la iglesia de Santo Tomás en Leipzig, bajo la dirección del compositor, en una representación para la cual Bach no pudo disponer de los recursos idóneos.
 Presenta el sufrimiento y la muerte de Cristo según el evangelio de San Mateo. Con una duración de más de dos horas y media (en algunas interpretaciones incluso más de tres horas), es la obra más extensa del compositor. Es una obra central de la música artística. Hubert Parry la ha definido como el más rico y noble ejemplo de la historia de la música sacra). La Pasión según San Mateo consta de dos grandes partes conformadas por 68 números. El texto del evangelio de San Mateo, capítulos 26 y 27, es cantado literalmente por un evangelista, y las personas de la trama (Cristo, Judas, Pedro, etc.) por los demás solistas. Alrededor del texto bíblico se agrupan coros, corales, recitativos y arias con la intención de interpretar el texto.