jueves, 14 de enero de 2010

BICENTENARIO DE LA INDEPENDENCIA ARGENTINA

Este año se cumplen dos siglos de aquellos episodios, - tan mentados en los libros de texto argentinos-, ocurridos delante del Cabildo de Buenos Aires el 25 de mayo de 1810, donde se destaca que unos porteños, hijos de españoles, o sea criollos, decidieron que querían conseguir la independencia de España, a raíz de la prohibición de comerciar con barcos ingleses que había hecho la corona española.
Consiguieron la independencia el 9 de julio de 1816.

Es muy lamentable que en todo este tiempo, Argentina no haya encontrado un lugar destacado en el mundo, hubo una época a principios del siglo pasado que sí se contaba entre los primeros países, pero esta situación terminó pronto y después no hizo sino retroceder.

Con múltiples golpes de estado a lo largo del siglo pasado debido a unas Fuerzas Armadas que tienen un altísimo porcentaje de salvapatrias en su seno, que al final lejos de salvarla la han hundido hasta límites imposibles.

Se trata de una sociedad donde unos niños que posiblemente no hayan desayunado escuchan a su maestro decir que Argentina es muy rica y que tiene de todo. Los argentinos, - muy nacionalistas-, siempre culpan al exterior de sus propios fracasos.

Ojalá este estado de cosa termine y comience una nueva época de esplendor para ese magnífico territorio y para su población.