domingo, 17 de noviembre de 2013

DESPUÉS DE ONCE AÑOS, UN FALLO ESCANDALOSO

 

Aquí no pasó nada, y tal parece que no se hubieran producido daños económicos de relevancia, realmente un fallo judicial incomprensible.



Nadie parece estar de acuerdo con la sentencia, salvo, claro está los que esperaban alguna clase de condena por sus errores en la gestión de aquel grave percance.
  ¿Es la Justicia igual para todos?
 ¿Y donde estaban los gobernantes mientras tanto? Pues unos cazaban y otros dormían pero nadie hacía nada de provecho, ni cumplían sus obligaciones.




Tragedia sin paliativos





No hay culpables, en todo caso Galicia por estar tan cerca del mar.