domingo, 6 de febrero de 2011

LA LEY ANTITABACO

                  


La nueva ley antitabaco que entró en vigor hace un mes, todavía está levantando polémicas sin parar, se escucha de todo, desde el empresario hotelero que se queja de estar ganado menos dinero, hasta ese fumador empedernido e inconsciente que protesta como si le estuvieran quitando la comida.
No sé que pasa con nosotros los españoles, leyes antitabaco existen en casi todos los países del mundo, desde hace años, sin que por ello haya habido ninguna rebelión contra sus respectivos gobiernos, ni tampoco se haya derramado tanta tinta, ni se haya llenado las ondas de tantas críticas, además de que ningún empresario de hostelería se haya arruinado porque no se pueda fumar en sus locales, pero  claro, debe ser cierto eso de que España es diferente, sobre todo, en términos de brutalidad.
Todos los camareros/as, con años de oficio, llevan en sus pulmones el humo de todos los cigarrillos que se han fumado todos sus clientes, a lo largo de sus vidas laborales, por lo que la prohibición de fumar en bares y restaurantes, va en beneficio de la salud de todos estos trabajadores. 
Todo  el mundo ha de entender que el tabaco, ciertamente, mata y que lo mejor es dejar de protestar y también de fumar. Para siempre.