lunes, 8 de febrero de 2010

GARZÓN VALIENTE Y BUEN JUEZ


El mundo entero se escandalizará si Garzón fuese sancionado a consecuencia del proceso que se sigue contra él como resultado de una querella presentada por los herederos ideológicos del franquismo. Los querellantes le acusan de prevaricar por haber intentado investigar los cientos de miles de crímenes del aquel régimen a demanda de los familiares de las víctimas que todavía después de setenta años continúan enterrados en fosas comunes repartidas por todo el territorio nacional.
El juez instructor de la causa Luciano Varela, del Tribunal Supremo ha concluído que hay motivos para enjuiciar a Baltasar Garzón, por abrir una causa penal contra el franquismo.

La consecuencia inmediata sería la suspensión cautelar de Garzón y su extrañamiento de la Audiencia Nacional, donde durante 23 años ha acumulado una enorme cantidad de actuaciones contra el terrorismo, el narcotráfico y la delincuencia económica.
El juez Garzón tiene un amplio y brillante currículo tan admirado com envidiado por la inmensa mayoría de sus colegas.

A uno se le hiela la sangre cuando vé que la tan traída y llevada transición aún no ha terminado y que unos grupos de extrema derecha que en cualquier país democrático estarían proscritos, aquí pueden poner contra las cuerdas a un juez que cumpliendo con su deber actúa ante la denuncia de unos crímenes.