martes, 13 de julio de 2010

DIGAMOS NO A LA CORRUPCIÓN

El sucio  comportamiento del PP, que en vez de  perseguir a sus ladrones, se dedica a descalificar a policías y jueces tendrá que pasarle factura, aunque sólo sea electoralmente, por más que sus votantes de toda la vida sean sordos y ciegos para todo lo que concierna a los suyos, o que consideren que ocupar un cargo político obligue a uno a convertirse en ladrón, sobre todo siendo de derecha.
Cada vez  que se producen detenciones, salen unos cuántos dirigentes del PP, en los telediarios, bramando contra Rubalcaba y Zapatero.
Interviú dá cuenta esta semana que el día 1 de este mes, el juez Carlos San Martín firmó el auto por el que se autorizaba a la policía a realizar todas las actuaciones necesarias incluyendo las detenciones, en relación a la "Operación Brugal" contra la corrupción de políticos en Alicante. Continúa diciendo  Interviú que el principal implicado, el Sr. Ripoll, presidente de la Diputación de Alicante, llevaba meses con su teléfono pinchado, al igual que su esposa Margarita de la Vega y los empresarios imputados en este caso.
La sorpresa fue mayúscula para la Fiscalía Anticorrupción y la policía  cuando el TSJV, emitió dos comunicados firmados por el juez San Martín, donde daba una versión totalmente contraria, asegurando que nunca había autorizado ninguna detención, ni había citado a nadie  para declarar, siempre según Interviú.
Termina Interviú y El Plural también se eco, que el Tribunal valenciano manejó la situación para favorecer al PP en este nuevo caso de éscandalo por corrupcción que afecta a miembros de  este partido.
Es necesario acabar con este estado de cosas impropias de una democracia avanzada, los ciudadanos debemos actuar con nuestro voto, castigando estos sucios comportamientos.