sábado, 15 de mayo de 2010

LA INJUSTICIA DE LA JUSTICIA


Al final se han cargado, al juez de la democracia y con mas prestigio internacional, enhorabuena a Rajoy y a toda la podrida caverna española.

Franco ha vuelto ha ganar, después de muerto, otra batalla: la que han lidiado entre la judicatura conservadora y la progresista con el resultado de la eliminación de Garzón.
Haber instruido el caso Gürtel le ha costado caro, han podido más los corruptos que el propio juez que los investigó, esto suena a mafia, a italianización de la justicia española.

Ha necesitado de toda su valentía para iniciar la investigación de los crímenes franquistas en la guerra y sobre todo en la posguerra con fusilamientos masivos en un claro intento de borrar toda disidencia con la eliminación física de los oponentes.
Ha sido el único juez que se ha atrevido a buscar y ordenar la apertura de las fosas comunes repartidas por todo el territorio nacional.
Sus enemigos se basan para juzgarle en la existencia de una ley de amnistía que se promulgó en 1977, anterior a la Constitución que data de 1978. Ignorando la jurisprudencia internacional, así como tratados firmados por España sobre la no prescripción de los delitos contra la humanidad y la no validez de leyes de amnistía para delitos de esta clase, ejemplos Argentina y Chile como mas próximos.
Las investigaciones de Garzón contaban con el respaldo de la ONU organismo que ya pidió a España que pusiera fin a este estado de cosas con la derogación de la mencionada ley de amnistía.
Gracias, de todo corazón Garzón.