sábado, 27 de marzo de 2010

¿GARZÓN EN EL BANQUILLO?

No encuentro calificativos al hecho de que en un país como España, a los 74 años de una, especialmente, sangrienta guerra civil, y una posterior, no menos sangrienta dictadura de 40 años, aún tenga lleno de fosas comunes todo su territorio, a pesar de estar disfrutando de una democracia ya plenamente consolidada.



Es una monstruosidad que el único que va a sentarse en el banquillo de los acusados, con repecto a estos crímenes de lesa humanidad, sea el juez que ha intentado investigarlos.

El juez Baltasar Garzón, es muy conocido mundialmente por haber iniciado el proceso contra Pinochet, después de haber ordenado su detención en Londres. También ha trabajado en casos de crímenes de Estado en Chile, Argentina, Colombia y Guatemala. En España atendió en su juzgado peticiones de ayuda de víctimas del franquismo. Primero comenzó a elaborar un censo de los desaparecidos desde 1936 hasta el final de la dictadura para ello solicitó información que pudieran tener archivada a los ministerios de Defensa, Interior y Cultura y también pidió datos de los muertos en los Ayuntamientos de Granada, Córdoba, Sevilla y Madrid y sobre todo exigió colaboración a la Conferencia Episcopal Española, la policía judicial ha de tener acceso a todos los archivos de defunciones en las 23,000 parroquias españolas. Exigió también los documentos de la Basílica del Valle de los Caídos donde se encuentra la mayor fosa común, de algo así como 33,000 republicanos enterrados al lado de su verdugo: el general Franco.
Varias asociaciones de víctimas del franquismo llevan años dirigiéndose a la Audiencia Nacional para denunciar el genocidio o exterminio sistemático de todos aquello ciudadanos que disentian ideológicamente con el régimen y ha sido, precisamente el juez Garzón quien finalmente lo aceptó a trámite.
Las asociaciones denunciantes, dado el tiempo transcurrido, no buscan culpables sino reparación para los familiares de los represaliados.
El señor Garzón se encuentra ahora imputado por prevaricación por haber iniciado estas investigaciones a fín de comenzar a instruir el caso. Los querellantes de esta causa contra Garzón, son grupos minúsculos de ultra-derecha entre los que se encuentra, Falange Española, que sorpresivamente, según muchos autores, fue precisamente el protagonista principal en tantas desapariciones y fusilamientos sin juicio. No cabe mayor estupor.
Posted by Picasa