domingo, 28 de marzo de 2010

EL FAJÍN DE LA MACARENA


El general Gonzalo Queipo de Llano, en 1936 con soldados regulares moros y legionarios, tomó Sevilla practicando el terror por los barrios de la ciudad donde mandó realizar detenciones y fusilamientos masivos a militantes y simpatizantes de sindicatos o partidos de izquierda.
Con lenguaje soez se dirigía a la población a través de los micrófonos de Unión Radio Sevilla, con mensajes como:
"Mañana vamos a tomar Peñaflor, que vayan las mujeres de los rojos preparando los mantones negros."
"Estamos decididos a aplicar la ley con firmeza inexorable Morón, Utrera, Puente Genil, Castro del Río id preparando sepulturas yo os autorizo a matar como un perro a cualquiera que se atreva a ejercer coacción ante vosotros, que si lo haceis así quedareis exentos de toda responsabilidad"
"Nuestros valientes legionarios y regulares han demostrado a los rojos cobardes lo que significa ser hombres de verdad. Y a la vez a sus mujeres. Esto está totalmente justificado porque los comunistas y anarquistas predican el amor libre. Ahora por lo menos sabrán lo que son los hombres de verdad y no los milicianos maricones. No se van a librar por mucho que berreen y pataleen."
Su reputación de cruel y sanguinario era de todos conocida y el rumor de su llegada propagaba el terror en la población.

La imagen de la Macarena luce el fajín rojo que perteneció al general Queipo de Llano .
La Fundación para la Memoria Histórica pidió recientemente que la imagen deje de lucir el fajín de Queipo por tratarse de un símbolo que tiene que ver con el franquismo y su cruel represión.