sábado, 9 de enero de 2010

LA FALSA MORAL DE LA IGLESIA

La jerarquía eclesiástica católica dice que la familia está en peligro. ¿Porqué? Haberles concedido a los homosexuales el derecho a poder casarse no significa que vayan a desaparecer los matrimonios entre hombre y mujer. Se trata de dar derechos, no de establecer prohibiciones. En cuanto a la conocida postura de la iglesia con respecto al aborto cabe decirles que el mismo ahínco que ponen en defensa de la supuesta vida de un cigoto deberían ponerlo por tantos cientos de miles de niños que caminan por las calles de todo el mundo padeciendo hambre, injusticias, enfermedades y abusos sexuales por parte de adultos.

Mientras hablan con tanto ardor de los males que le acaecerán a la sociedad por culpa del divorcio, el aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo, tratan de silenciar miserablemente los casos de pedofília tan numerosos, cometidos por miembros del clero en todo el mundo.

Por mencionar los casos mas recientes, tenemos el juicio celebrado en Argentina contra el arzobispo de la ciudad de Santa Fe en el que fue condenado a 8 años de cárcel por abusar sexualmente de un seminarista quien le denunció. En Irlanda muy recientemente tuvo que presentar su dimisión el obispo de Limerick por haber guardado silencio sabiendo los abusos sexuales que los curas de un colegio estuvieron cometiendo durante años contra los niños que tenían que cuidar. En fin para que seguir, casos como estos se han repetido desde siempre en todas partes.

Después de todo esto, ¿Con que autoridad moral puede la iglesia inmiscuirse en la vida sexual de los demás? Porqué tanta obsesión con el sexo ajeno?
La iglesia debería hacer examen de conciencia y aplicarse así misma todo lo que predica en los púlpitos.