lunes, 25 de enero de 2010

EL TERRORISMO DE ETA


La banda terrorista ETA, sumamente debilitada por la fuerte presión y eficacia de las policías francesa y española y con un, cada vez mas reducido apoyo social, no tiene mas camino que la entrega de las armas.
Se enfrenta ahora ETA a un clima de disidencia interna de los presos que piden participar en el debate de la izquierda abertzale en el que se cuestiona el uso de la violencia para lograr objetivos políticos.
En una demostración de fuerza, la dirección de ETA ordena a sus presos, el comienzo de una huelga de hambre en las cárceles de España y Francia que debería comenzar hoy, lunes en protesta según parece por la dispersión de presos que se practica desde años en España, con objeto de debilitarlos.
Habrá que ver cuántos de los 750 presos de ETA obedecen a su dirección ya que las discrepancias de éstos con sus jefes es muy importante y va en aumento.
La banda terrorista después de tantos años de violencia sangrienta y de tantas víctimas busca ahora el inicio, por enésima vez, de negociaciones, que naturalmente no encuentra eco ni en el Gobierno, ni en todo el expectro político, que le exigen un previo abandono definitivo de las armas. Todos recordamos que las últimas conversaciones fueron interrumpidas por la banda trágicamente con un atentado en la termonal T4 del aeropuerto de Barajas, en diciembre de 2006, con el resultado de dos víctimas mortales

En una democracia plena como la española, todas, absolutamente todas las ideas, se las puede defender políticamente y no hay, en consecuencia, sitio para la violencia