domingo, 17 de enero de 2016

VICTUS BARCELONA 1714



 La Guerra de Sucesión fue también una guerra civil entre los partidarios de Felipe de Anjou y los del archiduque Carlos de Austria. A grandes rasgos, la guerra enfrentó a la Corona de Castilla con la Corona de Aragón, lo que tendrá importantes consecuencias en la futura configuración del Estado Español. A pesar de todo, en Aragón hubo fuertes enfrentamientos entre los partidarios de Felipe V y los del archiduque; mientras que en Castilla los pro-austriacos fueron menos.
Todo este derramamiento de sangre solo porque unos querían que en España reinara un francés y otros preferían a un austríaco.
Este libro está escrito de manera amena y con un vocabulario muy actual pero está plagado de falsedades históricas que pretenden alimentar un nacionalismo que deviene en chovinismo, resultando por ende un bodrio insufrible. Para empezar al joven protagonista  Martín Zubiría y Olano que nació en Lizarra, población de Navarra se le catalaniza haciéndolo de Barcelona y se le  modifica el nombre que queda en Martí. Del Rey Fernando de Aragón nacido en Sos, Zaragoza, se dice que es catalán. El enfrentamientro entre los Reinos de Castilla y de Aragón se le convierte en una lucha entre Castilla y Cataluña.   Se silencia la pertenencia del principado de Cataluña al Reino de Aragón, que es además ninguneado y se llega a decir:  "...tierras aragonesas, tan yermas como las castellanas pero reino aliado". Se habla todo el tiempo de Castilla y sus habitantes en sentido peyorativo, siendo por otra parte, que no se trataba de Castilla sino de España, pues ya para entonces abarcaba los mismos territorios que hoy en día incluyendo naturalmente todo el imperio español que tanto parece molestar a los independentistas. 
En mi modesta opinión se trata simplemente de un horrible panfleto.