sábado, 21 de febrero de 2015

RUBENS Y SU ARTE


Peter Paul Rubens nació en Siegen (actual Alemania) el 28 de junio de 1577 y falleció el 30 de mayo de 1640 en Amberes (actual Bélgica). Fue el pintor favorito del rey Felipe IV de España quien le encargó muchas obras para decorar sus palacios, la mayoría de estos cuadros se conservan hoy en el Museo del Prado.
Tuvo influencias principalmente del arte de las Antiguas Roma y Grecia y también naturalmente de la pintura renacentista Tiziano, Leonardo y Miguel Ángel.
Eugène Delacroix calificó a Rubens como el Homero de la pintura. Rubens produjo más de dos mil obras es uno de los pintores más prolífico de la historia. Fue maestro de Van Dyck, Jordaens y Velázquez. Más arriba uno de sus autorretratos pintado hacia 1923



 Las tres Gracias del año 1636 al 38, óleo sobre tabla de 221 x 181 cm se encuentra en el Museo del Prado, Madrid.
Esta obra,  una de las más famosas de Rubens, estuvo a punto de ser destruída por Hélène Fourment, viuda del artista, por considerarla impúdica, pero fue adquirida por el rey Felipe IV de España cuando se subastaron los bienes del pintor después de su muerte.


El martirio de san Andrés, óleo sobre lienzo de 306 x 216 cm. se encuentra en Fundación Carlos de Amberes, Madrid



 El duque de Lerma, año 1603, óleo sobre lienzo de 283 x 203 cm. Museo del Prado, Madrid. En la negra y lujosa armadura que luce el duque de Lerma abundan adornos y reflejos realizados con un pincel muy ágil que se detiene en infinidad de detalles.



 Autorretrato con Isabella Brandt, año 1609, óleo sobre lienzo de 178 x 136,5 cm. Alte Pinakothek. Munich, Alemania. La detallada representación de las telas y de los bordados recuerda la de los retratos que había hecho a la aristocracia de Génova. 


Los cuatro filósofos, años 1611 a 14, óleo sobre tabla de 167 x 143 cm. Palazzo Pitti, Florencia, Italia. La luz se distribuye serenamente por todo el cuadro, es cálida y equilibrada así como los colores, básicamente rojos, pardos y ocres.

 
Descendimiento de la cruz, años 1611 a 14, óleo sobre tabla de 420 x 310 cms. Catedral de Nuestra Señora, Amberes,  Bélgica. Aunque ahora hay quien sostiene que esta obra muestra el sufrimiento de una manera teatral, que lleva al sentimentalismo lo cierto es que posee indudables valores artísticos y pictóricos.


 Retrato de un hombre, año 1597 óleo sobre lienzo de 216 x 146 cms., se encuentra en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.



 El juicio de París, años 1638/39, óleo sobre lienzo de 199 x 379 cms., se encuentra en el Museo del Prado. Este tema de Paerís eligiendo a la diosa más bella entre Atenea, diosa de la guerra, Venus, diosa del amor y Hera, diosa de la luz y la fertilidad, apasionó a Rubens desde su juventud.



 Diana y sus ninfas sorprendidas por los sátiros, años 1636 al 39, óleo sobre lienzo de 128 x 314 cms., Museo del Prado, Madrid. Probablemente este cuadro fuese encargado por Felipe IV de España a Rubens, cuando el pintor no gozaba de buena salud y su taller estaba saturado de trabajo por eso, colaboraron otros pintores como, Jan Wildens y Frans Snyders.


 La muerte de Adonis año 1614, óleo sobre lienzo de 325 x 212 cm.  Museo de Israel. Representa el episodio mitológico de la muerte del dios Adonis por los colmillos de un jabalí enviado por Artemisa.