lunes, 22 de diciembre de 2014

CUENTO NAVIDEÑO



Los cuentos de Navidad siempre tienen final feliz ¿Verdad?. Usamos la Navidad como un deber social de la nueva vida que pretendemos estrenar... En Navidad podemos ¿tener mal humor?, esa rabia contenida esperando un milagro... En Navidad podemos caminar en busca de la luz verdadera, investigando aquí y allá, algo que nos ayude a tomar la decisión postergada.
Los Cuentos de Navidad lo solucionan todo; al principio hay lágrimas, sufrimiento, y un final feliz casi obligado porque es ¿Navidad?. No es obligación, no es delito no abrazar en Navidad, no perdonar en Navidad. No esperemos a estas fiestas para obsequiarnos, cualquier día es perfecto para dar o recibir un regalo simplemente porque sí, sin motivo sin fecha en el calendario.
Todos los dias son ideales para abrazar, para perdonar, para pasear, para sonreír, para decir "te quiero". Cualquier momento es único para darle sentido a la vida.
Todos somos buenos en Navidad o al menos lo intentamos, pero...¿y después?, la bondad, el acercamiento, la cooperación, las sonrisas, los besos, se han marchado ¿a tomar viento fresco?
Debemos superarnos cada dia, no hay que esperar a la Navidad para darnos la oportunidad que esperamos o para tomar la decisión aplazada.
Empecemos hoy. La Felicidad es para todos los dias.