sábado, 8 de junio de 2013

INSOLENTE Y CARA DURA

              

En medio de una cruel crisis, con más de 6 millones de parados, con la educación y la sanidad públicas tiradas por los suelos, con el miserable proyecto de bajar las pensiones,  y en un escenario donde la corrupción es total y absoluta aparece este señor a querer ponerse laureles, vamos que nos quiere decir que su gestión es buena. Mal rayo lo parta.