miércoles, 15 de septiembre de 2010

Cháves tendrá que declarar en el TSJA

Después de que en febrero de este año, el Tribunal Supremo archivara la querella del PP de Andalucía contra Manuel Cháves, ex-presidente de la Junta de Andalucía "por estar basada en conjeturas", sobre un supuesto tráfico de influencia derivado de que su hija Paula trabaja en una empresa minera que obtuvo una subvención concedida por la Junta de Andalucía que entonces presidía el señor Cháves. El PP mantenía la tesis de que Cháves debió abstenerse a lo que el TS dice que "el incumlimiento del deber de abstención no genera por sí solo el presupuesto de la prevaricación" y que el expediente aparece "correctamente tramitado".
Pues bien, en un claro intento de ensuciar a otros para tapar su propia basura, el PP abre una segunda vía acudiendo al TSJA para que declare nula la decisión del Consejo de Gobierno de no abrir expediente a Manuel Cháves por no inhibirse a la hora de otorgar la subvención a Matsa, por el hecho de ser su hija la apoderada de esta empresa. El Tribunal de Justicia de Andalucía ha admitido  a trámite "la prueba de interrogatorio". Cháves tendrá que prestar declaración.
Primero fué con José Bono al que acusaban de enriquecimiento ilegal y luego con Manuel Cháves y ambos casos fueron desestimados por la justicia por ser poco consistentes y estar basados en conjeturas.
Parece que el PP en vez de limpiar su casa, quiere a toda costa encontrar un alto cargo público del Psoe, que les reemplace a ellos en los titulares periodisticos, por ser sospechosos de corrupción.