sábado, 22 de mayo de 2010

LA CÍNICA OPOSICIÓN DEL PP



Hace dos años que Rajoy repite todos los días que el Gobierno tiene que recortar el gasto público.

Ayer después del Consejo de Ministros, en la conferencia de prensa, las dos vicepresidentas presentaron el plan de ajustes que recién se había aprobado y automáticamente apareció Montoro en los medios para descalificar estas medidas y diciendo que son "improvisadas, injustas e ineficaces", dá la impresión de que tenía su discurso preparado y que cualquier otra medida que se hubiera anunciado él sistemáticamente diría lo mismo.
Conociendo al PP y su ideología rechina que Rajoy diga que "son un estacazo al débil", sobre todo después de que hace días dijera que él lo dijo antes (recortar gastos) y no se le hizo caso.
Rajoy olvida que estas medidas son de obligado cumplimiento e impuestas por el Ecofin que precisamente está compuesto por una gran mayoría conservadora.
Rajoy hace una oposición de taberna y con grandes pinceladas anti-sistema, sabemos porque les conocemos que ellos si gobernaran habrían decretado, hace tiempo, recortes del gasto social drásticos, para algo son conservadores.
Para Rajoy todo consiste en culpar a Zapatero de todo, sin querer reconocer que existe una crisis a escala mundial que según muchos es la más grave desde la Segunda Guerra Mundial y que va presentando distintos frentes en el tiempo, que van requiriendo medidas al mismo ritmo.
Está muy claro que para Zapatero ha debido ser muy difícil hacer estos recortes que no casan con sus ideales políticos.