miércoles, 10 de marzo de 2010

VENEZUELA, CUBA Y EL PP


Está ahora el PP con la peregrina idea de que Zapatero debría, más o menos, que romper relaciones con Cuba y Venezuela, -ellos no lo hicieron-, a raiz de los últimos acontecimientos,
- muerte de Zapata en Cuba y los insultos hacia
España de Chávez-, pero ya se sabe que el PP
está siempre en campaña electoral y que usa
todos los acontecimientos demagógicamente,
para beneficio propio en término de votos.
Todo vale para ellos, no importa si se trata de
asuntos de Estado, ellos a lo suyo.

De Chávez todo el mundo sabe cuál es su estilo, acordémonos de las cosas que decía de Bush cuando este presidía EEUU, sin embargo todos hacían oídos sordos y no hubo ninguna interrupción en las relaciones bilaterales. Claramente se ve que los intereses económicos están por encima de todo.

En cuanto a Cuba, no ha servido absolutamente para nada el embargo dispuesto por EEUU,
- para derrocar a Fidel Castro,- desde hace ya tantos años, ha motivado, eso sí, que el pueblo cubano sufra escasez en muchos insumos imprescindibles y además la permanencia del régimen se ha hecho fuerte a costa del embargo.

Por lo tanto la política exterior de Zapatero que trata de llevarse bien con todos, es la acertada, e infinitamente mejor que la de Aznar que consistía en tener malas relaciones con casi todos y únicamente era uña y carne con su amigo el repelente Bush.