miércoles, 17 de febrero de 2010

DEBATE INÚTIL EL DE HOY


Está muy claro que al PP no le interesa ningún pacto, que le oblige a participar en la solución de la crisis aunque solo sea, dejando de usar ésta para crear alarma y desgastar al Gobierno. Para ellos, esta crisis representa, sobre todo, la oportunidad de una posible victoria en las elecciones generales de 2012, en el supuesto de que para entonces no se haya resuelto la recesión y el desempleo en que estamos instalados desde hace demasiados trimestres.
Desde luego el señor Zapatero, con respecto a esta crisis, habrá cometido errores de apreciación sobre la magnitud que alcanzaría ésta, pero ¿Quién no? Los han cometido todos los gobernantes y todos los organismos económicos como El Banco Mundial y el FMI que ni siquiera supieron ver a tiempo lo que venía, y que todavía no saben cuando ni como se va a terminar, se trata de la crisis mas grande y mas globalizada de los últimos 80 años. España sufre además un reventón de la burbuja inmobiliaria que empezó a hincharse con Aznar y que por otra parte siempre se supo que estallaría tarde o temprano. Rajoy es demagógico y cínico cuando culpa a Zapatero de todo esto, alegrándose para sus adentros de no haber ganado las elecciones en 2008, porque ahora sería él el que estaría en este baile.